¡STEM Education Colombia, 5 años de pura pasión!


5 años de STEM Education Colombia


Yo trabajaba en Siemens S.A. en Colombia como ingeniero de compras, o lo que le llamaban Procurement Engineer, y después de haber pasado por el departamento de diseño, manejar proyectos y participar en importantes procesos de la compañía, un día la relación laboral terminó. Nunca pensé que llegara ese día tan rápido, casi 20 años laborando en la misma empresa.




¿Qué hace una persona con 47 años y sin plan B para salir adelante? Esa es la cuestión.

Pero como buen ciudadano del siglo XX, había sido entrenado desde el colegio y mi hogar, lo mejor que le podría pasar a uno era emplearse en una multinacional y pensionarse. Fue un viernes a las 7:30 de la mañana, de un momento para otro ya no pertenecía a la organización, así dijo mi jefe de ese entonces.


¿Qué hace una persona con 47 años y sin plan B para salir adelante? Esa es la cuestión.

Ese tiempo en la empresa había sido muy importante y llevaba muchos conocimientos y mucha experiencia. Pasadas unas cuantas semanas comenzamos a ver que podíamos iniciar con una iniciativa a través del uso de unos robots esféricos que se controlaban con aplicaciones desde los teléfonos móviles y así podríamos llegar al mercado educativo. Más equivocado no podría haber estado, porque para entrar en el mercado de la educación se debía conocer el sector. Luego de un par de meses de esfuerzo inicial nos encontramos con Andrea Méndez Montenegro, licenciada en biología y química con quién comenzamos a desarrollar material curricular para enseñar ciencias, tecnología y matemáticas con una "metodología" llamada STEM.


Nos dimos cuenta después de unos meses que el concepto de educación STEM era más interesante que la tecnología del robot que estábamos trabajando.

Después de casi seis meses de trabajo intenso sacamos adelante el primer material curricular, bien diseñado, con buena diagramación y en versiones en inglés y en español. Así nació: Colombia STEM Sphero Project.


Luego comenzó la labor de ventas y lo ofrecimos por todas partes. Trabajamos mas de una año en la oferta del producto con pocos resultados, pero empecinados en lograr su comercialización. El trabajo que se nos estaba planteando de ahí en adelante fue impresionante, pero lo hicimos con mucho ánimo.



Nos dimos cuenta después de unos meses que el concepto de educación STEM era más interesante que la tecnología del robot que estábamos trabajando y comenzamos, con el fin de darle un buen trasfondo académico a investigar más de qué era eso de STEM.


Lo recuerdo muy bien, cuando comprendimos de lo que se trataba nos dimos cuenta de que esa era una innovación en la educación que era urgente y necesaria. Y fue en ese momento que bautizamos nuestro proyecto con STEM Education Colombia.





La labor fue muy intensa y comenzamos a contactar a muchas personas en los Estados Unidos y a conseguir información fuera como fuera. Nos volvimos miembros de la National Science Teacher Assossiation - NSTA (Asociaición Nacional de Profesores de Ciancias) y de la International Technology and Engineering Association - ITEEA (Asociación Internacional de Educadores de Tecnología e Ingeniería).


Para Junio de 2016 contactamos al Dr. Cary Sneider, con quién se estableció una relación fantástica. Ese fue un hito para el proyecto, no podíamos creer que una figura tan importante de la educación STEM nos atendiera, nos apoyara y nos recomendara toda una serie de estrategias a seguir. Cabe anotar que el Dr. Sneider fue uno de los cuatro co-autores del "Framework for K-12 Science Education: Practices, Crosscutting Concepts, and Core Ideas" (Marco de referencia para la enseñaza de la ciencias de preescolar a grado 12: Prácticas, Conceptos transversales e ideas fundamentales).


Ese año 2016 terminó muy bien que logramos presentar el proyecto en multitud de instituciones educativas, contactamos a personalidades colombianas que ya habían comenzado con el tema de educación STEM, y desarrollamos el primer curso vacacional exclusivo en educación STEM.




Sin embargo el tema estaba crudo todavía y nos pusimos la meta de volvernos referentes en el tema de Educación STEM.


El 2017 fue un año crucial para el proyecto, dado que viendo el hecho de que la gran mayoría de la comunidad educativa seguía enfrascada en la tecnología como clisé y factor diferenciador, nos dimos cuenta que era necesario escribir, escribir bien y profundo sobre este tema. Las universidades colombianas no estaban viendo el tema como importante y nos vimos obligados en hacerlo. ¿Es algo raro para un emprendimiento, cierto? Nos sentamos a escribir juiciosos y logramos convencer al Dr. Sneider que nos apoyara y nos colaborara con la escritura del prólogo. Para julio fuimos invitados por el Ministerio de Educación a asistir a la primera mesa sobre educación STEM en la ciudad de Medellín, invitados como actores importante en el tema. Compartimos con importantes entidades como el Parque Explora, la Universidad de los Andes, la Universidad de Antioquia, Colciencias, entre otros.


En este año también emprendimos en crear la "Comunidad STEM Education Colombia" con el objetivo de agrupar adeptos al tema, se logró juntar un buen grupo de personas de Colombia y Latino América, con las que se compartió mucho.


Algo que nos sorprendió mucho fue el hecho de que, hasta la fecha en que escribimos este blog, el libro es único en el mundo.

El 2018 fue el año del cambio profundo y donde vimos que el proyecto tendría buenas posibilidades. En febrero fuimos a Medellín para seguir con el desarrollo investigativo para la próxima publicación y nos entrevistamos con muchas personas importantes que nos aportaron muchísimo. Entre ellos estuvo el Director del Parque Explora, el Dr. Andrés Roldán, que nos dio su visión de lo que se esperaba en educación en los siguientes años.